Una construcción fantástica en Cataluña

Hace tiempo que su pasión empezó: arreglar, inventar, construir, con ramas, materiales recuperados, con todo.

Josep Pujiula i Vila, "l'home de les cabanes", creó aquí en Cataluña el más fantástico de los castillos nacido de su imaginación y su trabajo, con los materiales humildes del lugar: simples pértigas y ramas vinculadas entre ellas por clavos o hilo de hierro.
Un conjunto colosal y aéreo que envuelve los árboles y los sumerge, una composición improvisada de caminos, puentes, chozas y vueltas que culminan aproximadamente a 25 metros de altura.
¿ Josep lo hace un poco para él, como juego y como deporte, y mucho para el placer y el encantamiento de todos los que vienen a visitarle.
Y como la región es turística, son numerosos.
Esto no es sólo una escultura grandiosa que se admira del exterior pero un laberinto fabuloso en el cual se entra, se pierde en la transparencia de las ramas, se sube, se vuelva atrás, se descubren, se consigue áreas de descanso, un baño de juventud para los pequeños y los grandes. Un paseo fuera del tiempo.
Y es gratuito. Sola una caja discreta con una raja les permite dejar algún dinero despues de animar a Josep en su trabajo. Y es con mucho gusto que se da para estas horas de exploración en un sueño de Don Quijote.
Parece esta construcción totalmente improvisada pero no es la realidad: el acceso a las más altas vueltas, la más bonita vista sobre el conjunto y la campaña circundante, es el resultado del camino más largo y más complejo, de los túneles ventilados que llegan hasta el fondo del barranco, vuelven en torno a la construcción, que suben poco a poco los pisos, donde no se cesa de subir y de descender escalas de ramas y de disfrutar el camino.
Según Josep, solamente una persona sobre diez llega a este nivél; y de otros demasiados intimidados ni siquiera se atreven a entrar allí .
Si se aventuran con sus hijos, les mostrarán cómo hacer y no tendrán ya miedo verlos subir a un árbol o a una escala.    
Este parque encantado es el resultado de una larga historia sin acabar.
Porque le gustaba bañarse en el arroyo de "Can Sis Rals", Josep hace más de 20 años arregló progresivamente este lugar enselvado que no le pertenece, trayendo animales, asnos, cabras, palomas... despues los construye refugios, y otros lugares para su comida, luego construyó chozas extraordinarias, puentes de ramas franqueando el barranco... Discreto al principio, este lugar poco a poco fue conocido y visitado, hasta pasar a ser un parque natural, un espacio de libertad donde cada uno podía venir para su placer, un día, una noche o más tiempo.
Esta empresa desinteresada y un poco ingénua no estuvo sin problema. Si mucha gente hace un día de distensión, desgraciadamente este parque se convirtió en un lugar tranquilo para los que Josep, que no vivía in situ y trabajaba durante el día, nombraba las tribus de "passotes", pastilleros ", "porreros", "maquineros", "rapats", "ruteros", "bacaleros" aficionados de sexo, droga y rock' n roll; no dudaban en romper construcciones para hacer fuego, a llevar lo que les agradaba, robar animales y dispersar a otros, atraído a la Guardia Civil y a la animosidad de la gente del pueblo hacia él que llamaban "Tarzan d'Argelaguer".
Tras muchas denuncias y complicaciones, Josep enterró sus ilusiones y se resignó en desmontar y quemar los elementos de este parque.
Pero no totalmente, conservando la única choza más voluminosa y más alta que el árbol que la lleva, y a partir de la cual creó este laberinto volviendo a utilisar la sierra, el martillo y las tenazas.
En el camino a Francia por el Perthus, a Figueras tornar hacia el Oeste la dirección de Olot sobre unos treinta kilometros, impossible de no ver esta construcción, está al lado de la carretera. Se podría clasificar en el patrimonio mundial de la construcción humana - si existía. Es de temer que un pretexto administrativo, securitario u otro, venga a prohibir la visita interior de este lugar fantástico y generoso. Entonces no esperaen demasiado.
Al mismo tiempo que los visitantes visitan, el constructor imperturbable prosigue su construcción
 

 Ahora no se puede ver esta obra fantástica porque el govierno de Cataluña ha construido una carreterra sobre este terreno y estas cabañas fueron destruidas
 

Cerrar